Espectador en Perú: “me voy con un dolor en el corazón”

Camara 1PERÚ: empresarios peruanos quedaron conmovidos tras ver una función privada del documental “China Libre: el coraje de creer” en el local de la Cámara de Comercio de Lima el 27 de junio de 2013.  es que a través de este documental pudieron enterarse de que el desarrollo económico de China no va de la mano con el respeto de los derechos humanos.

Mediante el documental, los empresarios conocieron las historias de coraje de Jennifer Zeng y Charles Lee, dos ciudadanos chinos que narran cómo el régimen chino los persiguió, torturó y encarceló –a pesar de ser personas pacíficas– por el solo hecho de creer en la práctica espiritual Falun Gong, que se basa en cultivar la salud del cuerpo y elevar la moralidad mediante la asimilación a los principios universales de “verdad, benevolencia y tolerancia”. 

Estos principios universales son rechazados por el régimen comunista chino y quienes lo practican son perseguidos, privados de su libertad y hasta asesinados utilizando la maquinaria del gobierno chino.

Para esta presentación privada en la Cámara de Comercio de Lima, fueron invitados dos representantes de Falun Gong, con disponibilidad para intercambiar opiniones con el público. Por sus expresiones el público asistente quedó profundamente conmovido, al punto de querer apoyar en la difusión del documental, así como pedir en sus oraciones que cese y se respete la libertad de creencia de los grupos perseguidos por el régimen comunista chino.

Los invitados se llevaron de recuerdo flores de loto (símbolo de pureza) y dejaron sus impresiones en los libros de comentarios, he aquí algunos de ellos:

El Sr. Raymundo Sulla afirmó: “me pareció un documental muy impresionante e impactante, con información que no se conoce; es muy importante su difusión”.

La Sra. Haydee Mantilla expresó: “me siento muy impresionada, no entiendo cómo puede estar pasando algo así, tenemos que apoyar que esto se erradique ¡Me voy con un dolor en el corazón!”.

El documental revela también las condiciones inhumanas dentro de las Prisiones en China, los programas de reeducación forzada, la brutalidad de un estado autoritario y los esfuerzos de las personas de conciencia para poner fin a la persecución y el maltrato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s