Una película Muy Importante (Greg Autry)

greg autry

“La práctica de “Verdad, Benevolencia y Tolerancia” no es una actividad que una nación civilizada responda con la tortura. Por esta razón, China es hoy un país incivilizado.  Desde el punto de vista del pueblo chino, es el más grave insulto nacional y no me gustaría hacer esta declaración sin tener un propósito o causa justificada.” (Greg Autry)

Este artículo ha sido tomado de la página web del empresario y autor estadounidense Greg Autry

“Mi propósito es reflexionar alrededor de nuestra fallida política de comprometernos con la China comunista. Desde la masacre de la Plaza Tiananmen, esta política ha sido un desastre injustificable. Millones de empleos en Estados Unidos han desaparecido, mientras que millones de chinos viven como esclavos. El despótico régimen chino se ha enriquecido, se ha colmado de poder y está envalentonado. La censura y la represión se han intensificado y, a paso de ganso, el Ejército Popular de Liberación está a punto de provocar la guerra con casi cada uno de los vecinos de China.

Pero la pregunta más importante podría ser: “¿Por qué China ha respondido sistemáticamente al compromiso de Estados Unidos con la mentira, el engaño, el robo y la amenaza?”

Una nueva y poderosa película “China Libre: El Coraje de Creer”, proporciona la evidencia que respalda mi cargo y se dirige a la raíz de lo que causa el comportamiento incivilizado de China.

La película empieza mostrando cómo Mao Tse Tung y sus seguidores comunistas sociópatas, intencional y sistemáticamente, atacan los fundamentos morales de la antigua China. Los movimientos maoistas, las purgas, las persecuciones y la infame “revolución cultural” tenían por objeto destruir el alma de China. Su objetivo ha sido nada menos que reemplazar siglos de pensamiento taoísta, budista y confucianista con la filosofía amoral y la economía desastrosa de un bebedor alemán y la de sus protectores rusos locos. [1]

Al interior  de China, estas cosas se han manifestado mediante la brutalidad, el asesinato y la represión que están tan elegantemente presentados en China libre. Esta película de habla Inglesa es una intensa mirada personal al sueño de una China libre, y esta mirada se narra a través de la historia de dos valientes practicantes de Falun Gong.

Falun Gong, es una filosofía moral que surgió en reacción a las depravaciones comunistas, busca la “verdad, benevolencia y tolerancia” y aboga por el restablecimiento de los valores históricos de China. Mientras que el régimen comunista ha atacado todas las fuentes de las normas éticas -desde el budismo tibetano hasta las “iglesias domésticas” de evangélicos estadounidenses- han sido los practicantes de Falun Gong quienes han llevado la resistencia y sufrido el costo. Con mucha determinación, han llevado a cabo la desobediencia civil pacífica que Gandhi y el orgulloso Martin Luther King habrían hecho .

Como muchos otros, los protagonistas de esta película, Jennifer Zeng y el Dr. Charles Lee, acaban en campos de prisioneros chinos que están sujetos a la depravación, la tortura, el control del pensamiento político y la esclavitud. Tenemos la suerte de tenerlos vivos para que puedan compartir estos horrores y su valentía con nosotros. A medida que la película avanza nos dice que muchos más no han sido tan afortunados, han muerto por inanición, asesinados a golpes, quebrados mentalmente e incluso utilizados como donantes involuntarios de sus órganos.

Al igual que otros trabajos del director Michael Pearlman -como Tibet: Más allá del miedo- esta película está bellamente filmada y editada. Jennifer Zeng y Charles Lee son genuinos y de gran alcance. Además, dos de los grandes voceros occidentales de la dignidad humana, David Kilgour de Canadá y el congresista estadounidenses Chris Smith, ofrecen conmovedoras entrevistas. China Libre, es una llamativa y desgarradora mirada a una tragedia humana en progreso que Estados Unidos continúa ignorando a costa de nuestro riesgo. Por favor vea esta película y compártala con otros tanto como pueda. China Libre debe dar a los americanos el valor de estar junto a los más valientes del pueblo chino para que China pueda retomar su lugar como una gran y civilizada nación.”

[1] En la década de 1980 los gobernantes de China combina las ideas peores del socialismo con una corrupción del capitalismo tóxico para establecer una nueva marca y completamente amoral del “capitalismo de estado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s